RECURSO IMPUESTO TRANSMISIONES PATRIMONIALES

Si tras comprar un inmueble en segunda transmisión ha recibido de la Agencia Tributaria de la Administración Autonómica una comprobación de valores o comprobación limitada con la liquidación correspondiente, donde le piden que abone la diferencia entre lo que usted declaró y lo que la Administración considera que debió declarar, sepa que cabe recurso frente al impuesto transmisiones patrimoniales.

En primer lugar se le dará un plazo de diez días para hacer alegaciones frente a la propuesta de liquidación, que si desestiman, posteriormente le otorgarán un plazo de un mes para interponer recurso de reposición y por último, si no estimasen ese recurso, le darán un plazo de un mes para presentar una reclamación económico administrativa frente a la liquidación del impuesto transmisiones patrimoniales.

En todos los casos podremos conseguir la suspensión del ingreso de la liquidación hasta que se resuelva el procedimiento definitivamente, sin necesidad de avalar ni afianzar las cantidades, siempre que nos reservemos el derecho a realizar una tasación pericial contradictoria.

Los motivos de recurso serán muy diversos en cada supuesto, y variaran precisamente en función la de la motivación que haya escogido la Administración Autonómica en su caso.

Los métodos de comprobación del valor declarado vienen establecidos en el artículo 57 de la Ley General Tributaria y son los siguientes:

“Art. 57.1. El valor de las rentas, productos, bienes y demás elementos determinantes de la obligación tributaria podrá ser comprobado por la Administración tributaria mediante los siguientes medios:

  1. a) Capitalización o imputación de rendimientos al porcentaje que la ley de cada tributo señale.
  2. b) Estimación por referencia a los valores que figuren en los registros oficiales de carácter fiscal.
  3. c) Precios medios en el mercado.
  4. d) Cotizaciones en mercados nacionales y extranjeros.
  5. e) Dictamen de peritos de la Administración.
  6. f) Valor asignado a los bienes en las pólizas de contratos de seguros.
  7. g) Valor asignado para la tasación de las fincas hipotecadas en cumplimiento de lo previsto en la legislación hipotecaria.
  8. h) Precio o valor declarado correspondiente a otras transmisiones del mismo bien, teniendo en cuenta las circunstancias de éstas, realizadas dentro del plazo que reglamentariamente se establezca.
  9. i) Cualquier otro medio que se determine en la ley propia de cada tributo.”

 

La Administración por tanto, puede elegir cualquiera de esos métodos de comprobación de valor para cada caso, por ese motivo, habrá que estudiar detenidamente las circunstancias de cada asunto para adoptar una línea de defensa.

Si recibe un expediente de comprobación de valores, no olvide que cabe recurso y si lo tiene a bien, contacte con GM Abogados, somos especialistas en estos asuntos.

 

Ldo.: Guillermo Gómez Morales.

 

Comparte con tus amigos ...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

IMPUESTO DE TRANSMISIONES PATRIMONIALES EN ALMERÍA ANDALUCIA

Como sabe, al comprar una vivienda, garaje, o cualquier inmueble en segunda transmisión, estaremos sujetos al pago del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, estando obligados al pago de un tanto por ciento del valor real de la transmisión (valor que venga en la escritura). Ese tanto por ciento varía en función de la comunidad autónoma, siendo en Almería y en cualquier parte de Andalucía del 8%.

El plazo para presentar la autoliquidación del impuesto desde que se produce la compra del inmueble es de un mes, donde deberemos rellenar el modelo 600 y presentarlo en la Delegación Territorial de la Consejería de Hacienda de la Junta de Andalucía.

El valor que habrá que declarar como base imponible del impuesto de transmisiones patrimoniales es el “valor real” de la transmisión, es decir, el valor que aparezca en la escritura.

Pero si bien la Ley estable que ese valor real es el que debe declararse, no es menos cierto que a menudo, nos encontraremos con la amarga sorpresa de que la Administración ha revisado el valor declarado e iniciará un procedimiento de comprobación de valores con su correspondiente liquidación complementaria para tratar de que paguemos la diferencia entre el valor declarado y el valor que entiende la Administración autonómica que debíamos haber declarado.

Esa posibilidad de la Administración, viene avalada por el artículo 57 de la Ley General Tributaria, que permite un procedimiento de comprobación de valores o uno de comprobación limitada, donde la Administración podrá, utilizando cualquiera de los métodos que fija dicho artículo, alterar el “valor real” de nuestro inmueble, aumentándolo, y con ello exigirnos el pago del impuesto de transmisiones patrimoniales por la diferencia.

Hasta la mitad del año 2018, la Junta de Andalucía venía utilizando de manera sistemática el método de valor catastral por el coeficiente multiplicador, sin embargo una Sentencia del Tribunal Supremo vino a decir que ese método no era adecuado y que no se ajustaba a derecho por su generalidad y falta de motivación.

Así las cosas, la Junta de Andalucía se vio en la necesidad de cambiar de método de comprobación de valores, siendo desde entonces que utiliza el regulado en el artículo 57.1.g) de la Ley General Tributaria, que se denomina “valor asignado para la tasación de las fincas hipotecadas en cumplimiento de lo previsto en la legislación hipotecaria”, siendo ya muchos los asuntos que nos hemos encontrado en Almería donde la Administración utiliza este método.

Aunque la Sentencia del Tribunal Supremo (Sala 3.ª, Sección 2.ª) de 7 de diciembre de 2011, fijó la siguiente doctrina legal:

«La utilización por la Administración Tributaria del medio de comprobación de valores previsto en el apartado g) del artículo 57.1 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria (“Valor asignado para la tasación de las fincas hipotecadas en cumplimiento de lo previsto en la legislación hipotecaria”), en la redacción dada por la Ley 36/2006, de 29 de noviembre, no requiere ninguna carga adicional para aquélla respecto a los demás medios de comprobación de valores, por lo que no viene obligada a justificar previamente que el valor asignado para la tasación de las fincas hipotecadas coincide con el valor ajustado a la base imponible del impuesto, ni la existencia de algún elemento de defraudación que deba corregirse» («B.O.E.» 8 marzo 2012)

Existen multitud de motivos para atacar una comprobación de valores y liquidación complementaria realizada en base a este método del artículo 57.1.g) de la Ley General Tributaria, motivos que habrá que estudiar caso a caso para decidir la opción que nos conduzca al éxito.

En definitiva, no lo dude, si le notifican una comprobación de valores y liquidación complementaria por el impuesto de transmisiones patrimoniales llame a GM Abogados. Probablemente, podremos conseguir que sea anulada y no le cobren nada más.

 

Fdo.: Guillermo Gómez Morales.

Comparte con tus amigos ...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone